El adquirente es un empresario o profesional identificado a efectos del IVA (NIF/IVA) en un Estado miembro distinto de España.

Se deberá acreditar que el adquirente dispone de un NIF/IVA. Para ello puede consultarse una base de datos intracomunitaria, denominada VIES en la que de forma periódica y automática se recogen los NIF/IVA intracomunitarios. De este modo, quien vaya a realizar entregas intracomunitarias de bienes pueda validar el NIF/ IVA suministrado por su cliente.

Los bienes son transportados por el vendedor, por el adquirente o por un tercero en nombre y por cuenta de cualquiera de los anteriores, al territorio de otro Estado miembro.

Se deberá justificar la salida de los bienes con destino a otro Estado miembro.
Para ello podrá acreditarse mediante los siguientes medios:

Mediante los correspondientes contratos de transporte de las mercancías (carta de porte CMR) o las facturas expedidas por el transportista.

Mediante el acuse de recibo del adquirente, el duplicado de la factura con el estampillado del adquirente o la copia de los documentos de transporte que pudiera facilitarle el comprador (carta de porte CMR).

A efectos del IVA son exportaciones las transmisiones de bienes transportados fuera de la Unión Europea.

Estas ventas están exentas de IVA, es decir, no se devenga el impuesto con ocasión de la venta.

En función de quien se encargue de transportar los bienes fuera de la Comunidad Europea nos encontraremos ante una exportación directa o indirecta:

El transmitente, o un tercero que actúa en su nombre, es quien se encarga de transportar los bienes fuera de la Comunidad.

Los bienes transmitidos son trasportados fuera de la Comunidad por cuenta y riesgo del adquirente no establecido, o por un tercero que actúe en su nombre (los bienes transmitidos deben presentarse ante las autoridades aduaneras en el plazo de un mes desde la fecha de su transmisión).